Otros tipos

¿Qué otros tipos de cerveza hay?

 

Otros Tipos de CERVEZA

Muchos de los expertos no consideran estas bebidas como cerveza ya que sus ingredientes son variados. Lo que sí que hay que tener claro es que se produce una fermentación.

 

  • Cerveza de arroz

 

  • Sake

 

 

  • Existen muchas cervezas que contienen como ingrediente secundario el arroz como por ejemplo la Voll-Damm, Amstel…

 

 

 

 

 

 

  • Cerveza de mijo y sorgo

 

 

 

 

  • Cerveza de centeno

 

  • Roggenbier

La Roggenbier es un antiguo estilo de cerveza alemana, que se traduce directamente en cerveza de centeno. La mejor manera de sumergirse en este estilo de cerveza es hacer un poco de historia de la Roggenbier, así que ¡aquí está!
Hasta el siglo XV, se pensaba que la cerveza se elaboraba con el grano que crecía mejor en un lugar determinado. Esta idea hizo que el centeno se convirtiera en el grano preferido en los climas más fríos, como Baviera, Alemania y otras partes del norte de Europa. En aquella época, aunque el centeno se utilizaba habitualmente para la cerveza, también se consideraba el mejor grano para hacer pan.

Tras una serie de malas cosechas, los gobernantes de la época elaboraron la Ley de Pureza de Baviera en 1516, que estipulaba que el centeno sólo podía utilizarse para hacer pan, y apenas era el único grano permitido para elaborar cerveza. Por desgracia, los barriles no eran adecuados para la fabricación de pan. Así que este era el mejor escenario que podían imaginar para evitar que la masa de la cosecha de centeno se convirtiera en cerveza y se alimentara. Tras la introducción de esta ley, la cerveza Roggenbier prácticamente desapareció durante los siguientes 500 años.

En 1980, una cervecería bávara resucitó la Roggenbier y desde entonces ha ganado popularidad con el auge del movimiento de la cerveza artesanal y la experimentación con el centeno por parte de muchas cervecerías.

Ahora es el momento de profundizar en las características y detalles de la receta de la Roggenbier.

Los estilos clásicos de Roggenbier se elaboran con al menos un 50% de malta de centeno, aunque las versiones modernas utilizan a veces un 65% o más de malta de centeno. El centeno es conocido por su fuerte sabor y es muy difícil de elaborar por sí solo, por lo que a menudo se añaden a la cerveza otros granos más populares. La mezcla media de granos debería ser la mitad de malta de centeno y una mitad igual de malta de trigo y apenas para el resto, aunque un poco de malta de caramelo siempre es bueno también. Este proceso utiliza granos tostados a los que se les ha quitado el amargor para darles color y reducir el carácter tostado de la cerveza, pero conservando sus características de centeno picante, ácido y malteado.

En la mayoría de los casos, la levadura Roggenbier se utiliza sólo para la cerveza weizen, pero en algunos casos se utiliza levadura adicional para reducir los ésteres producidos durante la producción de la cerveza weizen. La fermentación con la clásica levadura weizen proporciona a la cerveza ésteres y sutiles notas fenólicas de cítricos agrios, vainilla y a veces incluso chicle.

La Roggenbier se elabora con lúpulos nobles, que le confieren un carácter de lúpulo ligero y limpio. El lúpulo sólo se utiliza para dar un ligero amargor y posiblemente un ligero aroma a lúpulo, por lo que la Roggenbier nunca es demasiado lupulada. El lúpulo también puede añadir un aroma afrutado y ligeramente terroso a la cerveza.

La cerveza alemana Roggenbier suele ser “cloudy”, que es un término elegante para decir “turbia”. Como este estilo nació mucho antes de la invención de la filtración en 1878, a menudo no se filtra, se embotella y se sirve muy carbonatado.

La Roggenbier puede ser de cuerpo ligero a medio y su contenido de alcohol puede variar entre 4,5 y 6%. Suele elaborarse como cerveza de temporada, comercializada en verano y otoño. El mejor vaso de Roggenbier para disfrutar de estas cervezas es una taza o un vaso de pinta.

Se caracterizan por ser cervezas granuladas, especiadas, espumosas, sin filtrar, con cuerpo, sin lúpulo y con un amargor bajo.

 

  • Sahtí

La historia de la cerveza finlandesa Sahti es ciertamente interesante, ya que se trata de uno de los estilos de cerveza más antiguos que se elaboran de forma continua en el mundo. El origen de la cerveza Sahti se remonta a 1366, y se cree que la cerveza se consumió en el funeral de cierto obispo. Sin embargo, en la década de 1930 se descubrió un barco vikingo hundido frente a la costa noruega con barriles de estilo finlandés Sahti que databan del siglo IX.

Históricamente, la fabricación de cerveza con fines comerciales nunca fue común en Finlandia, y las ciudades y pueblos pequeños no tenían la población necesaria para mantener una cervecería. En cambio, las familias y los pueblos elaboraban la cerveza Sahti por sí mismos en las granjas locales a partir de ingredientes fácilmente disponibles. La cerveza finlandesa era elaborada principalmente por mujeres y era habitual que la receta se transmitiera de madre a hija.

La cerveza Sahti se bebía tradicionalmente en ocasiones especiales, como bodas y fiestas de la cosecha, pero también se producían versiones más débiles como refresco para los trabajadores del pueblo.

La cerveza Sahti no está filtrada, no está pasteurizada, es de alta fermentación y está turbia, con la adición de bayas y ramas de enebro. El color de la cerveza oscila entre el amarillo pálido y el marrón oscuro, con la mayoría de las muestras con un tono ámbar medio, y la cerveza tiene poca carbonatación y poca espuma. El sabor tiene toques de plátano y clavo de la levadura Sahti, notas especiadas de centeno y caramelo de las maltas de grano, poco amargor y sabor a lúpulo, y notas de pino del enebro.

El proceso de elaboración de cerveza de Sahti ha cambiado poco en los últimos 500 años. Sin embargo, han pasado a utilizar la levadura de panadería finlandesa en lugar de la fermentación salvaje, ya que se ha demostrado que funciona mejor en algunos aspectos. Las ollas de madera que se utilizaban antes han sido sustituidas por equipos de elaboración de cerveza de metal. Por último, se utiliza el calor directo para calentar el mosto o el agua para el mosto, en lugar de la estufa caliente utilizada originalmente. Sin embargo, las cervecerías Hollolan Hirvi y Dogfish Head utilizan piedras calientes tradicionales para producir sus cervezas de estilo Sahti.

Este estilo centenario ha superado muchos obstáculos a lo largo de su historia para mantenerse extendido sin dejar de ser antiguo. Para preservar la tradición y la historia de esta cerveza, la empresa finlandesa Sahti, fundada en 1989, creó el concurso anual Sahti. Desde entonces, la cerveza ha recibido la denominación de Especialidad Tradicional Garantizada (ETG) y de Denominación de Origen Protegida (DOP).

Entre los platos tradicionales finlandeses que combinan bien con la cerveza Sahti están el arenque en escabeche y el Lohikeitto, una sopa de patatas, puerros y salmón con eneldo. La sopa de cebolla francesa, los platos indios, el pan de centeno oscuro con verduras cocidas o cualquier plato ligeramente especiado con comino, cúrcuma y cilantro también van bien con Sahti.

Esta cerveza, que tiene una graduación alcohólica de entre 7 y 11%, debe servirse joven, fresca y en un vaso de tallo o tulipán. Si puede encontrar uno, el vaso tradicional para servir es un cazo de madera con dos asas llamado haarikka.

 

  • Kwass

La levadura, que se pronuncia “quass”, es una bebida parecida a la cerveza que se producía en países eslavos como Rusia, Uzbekistán, Letonia, etc. en el siglo XVI. En ruso, kvass significa “cerveza de centeno” y se menciona en la literatura rusa clásica, como El jardín de los cerezos, de Chéjov, Los hermanos Karamazov, de Dostoievski, y La muerte de Iván Ilich, de Tolstoi.

Esta bebida oscura y ligeramente ácida es un producto básico en las tiendas de barrio europeas. Las cervecerías de Estados Unidos han ignorado en su mayoría este estilo hasta hace poco, cuando unos pocos cerveceros aventureros comenzaron a incursionar en esta antigua cerveza de pan. Una empresa en particular que se ha aventurado en el estilo de cerveza Kvass es Scratch Brewing Company de Ava, Illinois.

Algunas bodegas empezaron a elaborar Kvass poco después de que se empezara a hacer pan de masa madre en su cocina. Tomaron restos de pan de masa madre tostado, lo pusieron en remojo durante la noche en agua caliente y, por la mañana, separaron el pan empapado del líquido y lo pusieron en una cuba de maceración con malta cervecera estándar. La levadura no lleva lúpulo y el mosto se fermenta con el mismo cultivo de levadura utilizado para el pan.

El sabor del mosto depende del cultivo bacteriano o de la cepa de levadura utilizada y de las hierbas y frutas añadidas al lote. La cerveza suele elaborarse con granos como el trigo, el centeno y la sotva. Otros aderezos que se añaden a la cerveza Kvass pueden ser: azúcares, bayas y frutas que se fermentan con una simple levadura de panadería.

Esta cerveza rusa, Kvass, suele tener una baja graduación alcohólica, inferior al 2%, aunque varía del 0,5 al 2,5%. Sin embargo, la cerveza Imperial Kvass tiene un contenido de alcohol del 4%. Existen versiones filtradas, sin filtrar y sin alcohol de esta bebida. Dependiendo del color del pan utilizado en su elaboración, la cerveza varía de un color ámbar dorado a un color caoba oscuro. Se sirve en una jarra tradicional de masa madre o en un vaso de pinta y se disfruta con pan de masa madre o de centeno recién horneado, sopa eslava okroshka y queso tilsit.

 

 

 

  • Cerveza de maíz

 

 

 

  • A base de cebada

 

 

  • Steam Beer

 

La historia de la cerveza California se remonta a finales del siglo XIX. En esa época, la elaboración de cerveza lager se estaba convirtiendo en una nueva tendencia popular, y la levadura lager comenzó a viajar de este a oeste con cerveceros aventureros que vieron nuevas oportunidades. Sin embargo, cuando llegaron a California, quedó claro que el clima no era propicio para trabajar con la levadura de cerveza. Este cambio de clima y la dificultad de obtener hielo hicieron imposible la elaboración de verdaderas cervezas lager. Así que improvisaron y crearon la California Common Beer.

Este estilo de cerveza común de California es único en Estados Unidos y utiliza un método que se remonta a finales del siglo XIX, cuando la refrigeración era un lujo. Consiste en elaborar la cerveza rubia con levadura a temperaturas cercanas a las utilizadas para elaborar la cerveza rubia. El almacenamiento de la cerveza en largos recipientes de madera, llamados “vasijas de enfriamiento”, una vez alcanzada la fermentación máxima, mantenía la cerveza más fresca y reducía sus sabores desagradables. La cerveza terminada se ponía en barriles muy fuertes con algo de cerveza sin terminar en el pico de la fermentación, donde podía fermentar y carbonizar durante un periodo de tiempo determinado.

Históricamente, la California Common se conocía como California Common Steam Beer, aunque en la actualidad el nombre Steam Beer es una marca comercial de la Anchor Brewing Company de San Francisco, por lo que todos los demás ejemplos de este estilo deben, por ley, denominarse California Common. Se cree que el nombre “Steam” proviene de la idea de la cervecería de colocar sus neveras en los tejados para aprovechar las frías noches de San Francisco. La diferencia de temperatura haría que la cerveza se vaporizara. El contenido de alcohol del vapor de Anchor Brewing es de 4,9%.

Las actuales cervezas de barril californianas tienen un color entre ámbar claro y tostado, con una cabeza blanca, un cuerpo medio y una graduación alcohólica de entre 4 y 6%. La cerveza tiene un ligero dulzor de malta, matices de fruta ocultos, poco amargor de lúpulo y un final limpio y crujiente. El mejor vaso para la cerveza California Common es un vaso de pinta no metálico.

 

 

  • Steinbier

 

Es una cerveza originaria de la región fronteriza entre Alemania y Francia. Se elaboran con fermentación baja pero la cebada se seca con el calor que expulsa la madera quemada. Esto hace que se ahúme la bebida y le transfiera sabores curiosos. Tiene un color marron casi negro.