Alemania

Bandera de Alemania

bandera alemania cervezas alemanas el paraiso de la cerveza

Mapa de Alemania

width="600" height="450" frameborder="0" style="border:0" allowfullscreen>

La cerveza en Alemania

 

 

Alemania es el 4º país del mundo que más litros de cerveza beben por cápita, una media de 104 litros por habitante. A parte de esto es uno de los países con más cultura cervecera desde su introducción. Posee gran variedad de estilos propios y gran variedad de marcas. Es uno de los más grandes productores de este liquido.

 

La cerveza más popular es la estilo Pilsner, pero no hay que dejar de probar el resto de tipos autóctonos como la Helles, la Weissbier, Weizenbier, Albier… En este país hay gran costumbre de beber la refréscate cerveza elaborada con maíz.

 

Si pides una cerveza de barril, te la servirán en un vaso de medio litro. Y el coste puede variar si es en una ciudad turística o algún pueblo desconocido, pero de media estaría el 0,5 l de cerveza por 3 euros.

 

Las latas y los botellines también suelen ser de medio litro. Y a diferencia de muchos países de Europa, en Alemania se puede beber por la calle. Siempre que se respeten las normas básicas como tirarla al contenedor apropiado, no hacer excesivo alboroto…

 

 

 

 

Un día importante en Alemania es el Día de la cerveza alemana o Tag des Deutschen Bieres se celebra el 23 de abril desde el 1994 con el fin de conmemorar la ley de Pureza de 1516 instaurada en Guillermo IV.

 

Y los más importante se encuentra en Múnich que es la capital de Baviera y es la ciudad mundialmente conocida por la celebración anual del Oktoberfest desde 1810. Esta fiesta también se celebra en el resto de Alemania entre los meses de septiembre y octubre. A parte de beber cerveza, toda aquella que respeta la Ley de Pureza, se pueden degustar los platos típicos alemanes y se puede ver a la gente vestida con el traje típico bávaro.

Marcas de cerveza alemanas tipo Lager

Paulaner Salvator

Esta cerveza alemana Doppelbock estacional (al principio de elaborarse) posee un alto contenido alcohólico y es de baja fermentación. Aun se sigue elaborando con la misma receta tradicional creada por los monjes del monasterio de  Neudeck ob der Au de Múnich.

 

Tiene un color caramelo y una espuma consistente del mismo color. Su aroma dulce de la malta aporta a cada sorbo grandes dosis de placer al paladar. Es de un sabor intenso debido a las maltas Múnich y maltas Pilsen. Además de un toque agradable de lúpulo Herkulus, Hallertauer Tradition.

 

Esta cerveza tiene una graduación de alcohol del 7,9%, pero se disimula muy bien la alta graduación con su sabor y aroma.

Marcas de cerveza alemanas tipo Ale

Paulaner Hefe-Weißbier

Esta cerveza es una de las más apreciadas de trigo. Está elaborada con malta clara de trigo, malta oscura de trigo y malta Pilsen o malta clara de cebada y malta Múnich o malta oscura de cebada. Y la variedad de lúpulo para elaborar esta cerveza es el Herkules.

 

Tiene una apariencia turbia y un color dorado. Posee una espuma densa y duradera. Su sabor recuerda al pan recién hecho. Su aroma es afrutado y ligeramente dulce que recuerda al plátano o a la piña. Pero también tiene un sabor y aroma ligeramente amargo que combinan a la perfección.

 

Su carbonatación es suave y no se nota la sensación de saciedad a causa del gas. Y la graduación alcohólica no destacable con un 5,5% volumen de alcohol. Pero como todas las cervezas de trigo, posee un nivel alto de nutrientes.

Marcas de cerveza alemanas de tipo Hibridas o mixtas

Paulaner Hefe-Weißbier Sin alcohol

Esta cerveza de trigo sin alcohol es sabrosa y gran a porte de nutrientes sin aportar tantas calorías como las que llevan alcohol.

 

Posee un sabor similar al de la cerveza con alcohol y por supuesto es turbia al igual que su hermana.

 

La varidead de lúpulo para elaborarla es la Herkules. Y entre sus maltas encontramos la malta clara de trigo, mata oscura de trigo, mata Pilsen (malta clara de cebada), malta Múnich (malta oscura de cebada).

 

Posee 23 kcal por cada 100 mililitros y menos de un 0,5% de volumen de alcohol.

Un poco de turismo en Alemania

 

Alemania es el octavo país más visitado del mundo, por lo que hay gran variedad de cosas que visitar.

 

La ciudad más visitada es Berlín, debido a su gran importancia en la historia contemporánea. En ella se puede visitar el muro de Berlín que dividía la zona comunista de la capitalista. La puerta de Brandemburgo del siglo XVII es un monumento muy turístico junto con el Monumento al Holocausto (por los judíos asesinados en Europa) o el Reichstag (el parlamento alemán del siglo XIX. A parte de grandes museos como el de la Isla de los Museos.

 

Otra ciudad importante es Múnich, la capital de Baviera. Posee varios museos y edificios con siglos de antigüedad. En ella también se pueden visitar los monumentos como los de la plaza central de Marienplatz. Allí también puedes encontrar la cervecería Hofbräuhaus que fue fundada en 1589. La fiesta más popular de esta ciudad es la Oktoberfest que recibe 6 millones de visitantes durante sus 18 días de celebración.

 

 

A parte de estas ciudades también puedes visitar Fráncfort, Colonia, Hamburgo, Dresde, Núremberg, Stuttgart, Düsseldorf o la zona de la Selva Negra.

La historía de Alemania resumida

 

Durante la Edad de piedra se asentaron poblados de Homo Sapiens primitivos. Estos pasaron de ser cazadores a agricultores. En la Edad de Bronce, aproximadamente en el 2.500 a. C. empezaron a utilizar metales gracias los Celtas.

 

Durante la época romana algunos los pobladores germanos fueron hechos esclavos y otros pagaban un tributo a Roma por las tierras. Pero gran parte de la Alemania actual estaba fuera del Imperio Romano.

 

En el Siglo III aparecieron varias tribus como los alamanes, los francos, los sajones, los catos o los turingios. Estos pueblos eran los ancestros de la Alemania actual. Estos pobladores empezaron a conquistar territorios, como los del Imperio Romano.

 

Durante la Edad medieval los francos liderados por Carlomagno conquistaron gran parte de los territorios de Europa Occidental. Tras la partición del Imperio carolingio apareció el Sacro Imperio Romano Germánico o también conocido como el I Reich.

 

En 1517 Martin Lutero escribió su tesis en contra de la Iglesia Catolica lo que provocó la Reforma Protestante.

 

Después de la abdicación del último rey del Sacro Imperio Romano Germánico y aparecieron los estados alemanes. Y más tarde, después de Napoleón se formaron la Confederación Germánica en 1815.

 

El Imperio Alemán o II Reich fue fundado en 1871 bajo el mando del canciller Otto von Bismarck tras la guerra franco-prusiana.

 

En la I Guerra Mundial Alemania perdió la guerra y se constituyó la República de Weimar en 1919. Después de la Gran Depresión de 1929 apareció partido nazi que fundó el III Reich y con ello empezó la II Guerra Mundial. Alemania estaba aliada con Japón e Italia en lo que se conocía como el Eje. Estos perdieron frente los aliados formados por la URSS, EE UU, Canada y Reino Unido.

 

Al finalizar la guerra Alemania fue dividida en 4 partes bajo la supervisión de Reino Unido, Francia y EE UU que se juntaron y crearon la República Federal Alemana, el cuarto país que se dividió Alemania fue para la URSS que creó la República Democrática Alemana en la que se implemento el Comunismo.

 

En 1990 las dos alemanias se reunificaron y así apareció la Alemania que conocemos en la actualidad.