Bélgica

Bandera de Bélgica

bandera belgica cervezas el paraiso de la cerveza

Mapa de Bélgica

La cerveza en Bélgica

 

 

Bélgica es uno de los países históricamente cerveceros de Europa. Mas de 400 variedades de cerveza que podrás satisfacer tu sed. Y se comercializan más de 1.000 marcas de cerveza.

 

Este país es famoso por las cervecerías, en las que puedes encontrar una gran variedad de estilos, tipos y marcas de cerveza. Podrás encontrar desde las originarias de Bélgica hasta las más rebuscadas de importación.

 

Existen varias casas cerveceras, desde las más modernas e industrializadas hasta las clásicas de los monasterios. Estos monasterios trapenses elaboran cerveza que lleva su nombre. Son elaborados por monjes especializados y solamente los monasterios autorizados pueden tener esta denominación.

 

Los monasterios empezaron a elaborar cerveza como forma de financiación. Y para elaborar la cerveza necesitaban un permiso especifico de la Iglesia Católica.

 

En la actualidad existen gran cantidad de abadías que elaboran cerveza, pero solamente se pueden considerar Trapense o Trapist unas pocas de ellas. Entre otras están Chimay, Orval, Rochefort, Westmalle…

 

Existe otro tipo de cerveza denominada de abadía. Estas al contrario que la cerveza trapense, son elaboradas por casas cerveceras comerciales pero que adoptan el nombre de la abadía. Estas abadías pueden estar en funcionamiento o abandonadas.

 

También es típica la cerveza de fermentación espontanea llamada Lambic. Muy características por su sabor refrescante.

 

Los belgas beben un promedio de 85 litros de cerveza al año. Muy lejos de los 200 litros de hace 100 años. Bélgica es un país con gran historia cervecera pero no es de los que más las consumen de Europa.

 

Bélgica, el país que ha visto nacer gran cantidad de tipos de cerveza. En este país es tradición que los monasterios elaboren cerveza. Esto se remonta a siglos atrás cuando las Abadías Trapenses empezaron a elaborar cerveza para los mismos monjes y los excedentes los vendían, tanto a viajeros que se hospedaban en la Abadía como a las tabernas de las poblaciones cercanas.

 

El estilo de cerveza belga más común es el Ale, es decir, de fermentación alta. Dentro de esta clasificación se pueden encontrar las cervezas de Abadía, las Trapense, Oud Bruin o Ale tostada de Flandes, Saison, Bière de Garde y un largo etcétera

Marcas de cerveza belgas tipo Lager

Freedom Pils

La cerveza de la libertad, o al menos eso dice su nombre. Esta es una cerveza de estilo Pilsen que se elabora en Bélgica por la cervecera Browerijen Alken-Maes. Es una cerveza que fue creada como alternativa y para luchar contra el monopolio cervecero de InBev, la mayor cervecera que hay en Bélgica.

Esta es una cerveza de color dorado con espuma blanca abundante. Esta bastante carbonatada con burbujas medias. Tiene aromas florales o herbales provenientes del lúpulo y a malta. Con un sabor de medio a ligero con toques a pan tostado, un amargor suave y una sutil dulzura.  Tiene un final seco y refrescante. Con post sabor muy corto y suave.

 

Sabor: 6

Cuerpo: 6

Peculiar: 5,5

West Pils

West Pils es una cerveza tipo Pilsen de la bodega Leroy y de origen belga. Esta Pilsen es suave, de color dorado pálido y con espuma semi-densa blanca de duración media. Esto no es nada nuevo en una Pilsen.

 

Pero hay que destacar que tiene un sabor muy agradable con matices de grano y cítricos. Con un amargor muy suave y agradable. Su aroma es suave y recuerda al grano y con toques frutales.

 

Esta cerveza tiene un 5% de alcohol muy poco perceptible. Y se sirve en botellines de 25 centilitros.

 

Sabor: 7

Cuerpo: 6

Peculiar: 5,5

Marcas de cerveza belgas tipo Ale

Grimbergen 1128 Double-Ambrée

La Grimbergen Double-Ambrée es una cerveza belga de abadía. Lo primero que destaca de esta cerveza es su sabor a caramelo, ya que es uno de sus ingredientes. Posee un toque suave de regaliz (este es más presente en el paladar al transcurrir un cierto tiempo desde el último sorbo), esto proporciona un amargor suave al paladar, pero con un toque agridulce.

 

En cuanto a su apariencia es de un color oscuro, llegando al marrón cobrizo o ámbar. Con una espuma densa, duradera y de color marrón claro. Tiene un sabor dulzón, pero con el carácter de la malta tostada.

 

Tiene una graduación de un 6,5% de alcohol que es casi imperceptible gracias a sus toques dulces y a la malta tostada.

 

En su etiqueta aparece un fénix, famoso por renacer de sus propias cenizas. Se pueden leer dos frases. La de arriba es “Ardet nec consumitur”. Y la de abajo del fénix y del nombre de la cerveza “Bière d’abbaye – Abdijbier”.

Un poco de turismo en Bélgica

 

Este país de reducido tamaño posee diversas ciudades con gran valor histórico como Brujas, Amberes, Gante, Lieja… En estas ciudades se puede disfrutar tanto de sus monumentos como de su gastronomía, destacando el chocolate entre sus alimentos más variados.

 

En este país puedes disfrutar de catas de cerveza organizadas, incluso visitar el museo del chocolate o visitar una mini Europa a escala.

 

Si cabe destacar una ciudad, esta sería la de Brujas. Es Patrimonio de la Humanidad gracias a su arquitectura y sus canales. Es una ciudad con gran variedad de edificios turísticos como las iglesias, los puentes, los arcos de piedra…

 

Amberes es otra ciudad con gran interés arquitectónico con edificios medievales de gran nivel como el ayuntamiento, las casas de la Plaza Mayor o el Palacio de la Justicia.

 

Una de las ciudades más importantes, políticamente hablando, de Europa es Bruselas. Es sede de la Unión Europea y de la OTAN. Se conoce como la capital de Europa. Es una ciudad muy internacional y con gran atractivo cultural por su cantidad de museos (más de 80).

 

De su gastronomía se puede destacar las patatas fritas, los mejillones, las croquetas y la carbonada, que es uno de los guisos más destacables de este país.

La historía de Bélgica resumida

 

En Bélgica se encontraros restos fósiles de neandertales, por lo que ya existían poblados pre Homo Sapiens. Fue las primeras zonas de Europa del norte en adaptar el cultivo en el neolítico.

 

Ya en el Imperio Romano a esta provincia se le denominaba Belgae de donde proviene su nombre actual. Esta región formaba parte de la Galia, pero independiente en idioma y derechos.

 

Después de que el Imperio Romano de Occidente cayera, esta zona fue invadida por tribus germánicas como los francos.

 

Durante la Edad Media esta región fue dividida en diversos territorios y fue pasando por diversos gobiernos como el Imperio Español. En esa época la zona de belga y de los Países Bajos se convierten al calvinismo y se rebelan para obtener su independencia.

 

Después de varias revoluciones se formaron las Provincias Belgas en 1970 hasta que fue invadido por el Imperio francés de Napoleón. Y más tarde paso a manos del gobierno holandés.

 

En 1830 se independizo después de la revolución. Y el año siguiente se aprobó la constitución de este nuevo estado.